¿Son los créditos express realmente tan rápidos?

La realidad es que hoy en día vivimos en la era de la inmediatez, y todo lo que queremos, lo queremos al momento. El ritmo de la sociedad actual ha hecho que todos los modelos de negocio se adapten a estos movimientos frenéticos de nuestro día a día, lo que ha dado por resultado que nazcan productos como los créditos express.

Por si aún no los conocías, este tipo de créditos te dan la posibilidad de solicitar préstamos a una entidad, y saber en poco más de unos minutos si te lo han aceptado o no. Por si fuera poco, no son solo express porque te comunican prácticamente al momento si te lo han aceptado, sino que además, te lo ingresan en tu cuenta corriente en un tiempo récord.

¿Cómo es el proceso de solicitud de un préstamo de este tipo?

Aunque cada entidad tiene sus propias condiciones, estos son los pasos generales que deberás seguir para contratar un crédito express:
Paso 1: buscar al mejor prestamista
Lo cierto es que existen una multitud de opciones para solicitar un crédito express. Aunque las condiciones suelen ser muy similares, siempre es recomendable comparar lo que nos ofrece cada una de estas entidades.

Al ser prestamistas que operan casi exclusivamente en Internet, ofrecen a los usuarios algunas herramientas muy interesantes para poder comparar estos préstamos de una forma muy sencilla.

Prácticamente todos ellos cuentan con simuladores de préstamos, cuya función es ofrecer un presupuesto de lo que le costaría al usuario solicitar un crédito exprés en su entidad tan solo introduciendo la cantidad y el plazo a devolver.

Gracias a esto, podemos navegar en los distintos sitios web de una forma sencilla y comparar los intereses y condiciones de cada una de las ofertas.
Paso 2: introducir el importe y el plazo
Una vez tenemos claro cuál es la entidad escogida para llevar a cabo el préstamo, ha llegado la hora de introducir el importe que queremos que nos ingresen, además del plazo en el que lo queramos devolver. Normalmente, los rangos de este tipo de préstamos se mueven entre un mínimo de 50 euros y un máximo de 1000 euros.

En este paso deberán quedar claros dos puntos:

  • Los intereses totales que deberemos pagar, que irán sujetos al plazo a devolver (que suele ser de 15 o 30 días).
  • El pago final, que surgirá de la suma de la deuda o el dinero que nos han prestado, más todos los intereses y comisiones derivados.

Paso 3: aportar los datos necesarios
Aunque son préstamos muy sencillos de solicitar, lo cierto es que se necesita de varios datos y documentos para poder tramitarlo por completo. Esta es la información que deberás proporcionar a la entidad:

  • Una justificación de un ingreso recurrente: paro, nómina o pensión.
  • Comunicar si nos encontramos en una lista de morosos,strong> y a cuánto asciende la deuda que tenemos. Este tipo de entidades aceptan solicitudes de usuarios que estén en ASNEF, siempre y cuando la deuda no sea escandalosamente alta.
  • Proporcionar la cuenta corriente en la que queremos que nos ingresen el dinero.
  • Enviar una fotocopia de nuestro DNI/NIE.

Después de rellenar esta información, que no nos llevará más de 10 minutos, deberemos esperar otros 10 minutos para saber si nos aceptan la solicitud del préstamo.
Paso 4: ingreso
Normalmente, si el usuario tiene una cuenta corriente en el mismo banco que la entidad de microcrédito, el ingreso del dinero no llevará más de 10 minutos. En otros casos, el máximo de tiempo de espera rondará las 48 horas.

Como verás, este tipo de créditos express son muy rápidos ya que no requieren de ningún tipo de papeleo. Por otra parte, todos los procesos de aceptación están automatizados y se llevan a cabo de forma online.

Esto hace que sean un producto perfecto si necesitamos una pequeña cantidad de dinero de una forma más o menos inmediata. Por ejemplo, es posible que estemos ya llegando a los últimos días del mes, no tengamos ya nada de nuestra nómina y deseemos hacer un regalo a nuestra pareja por su cumpleaños. Aunque en una semana ya vayamos a cobrar de nuevo, el día señalado ya habrá pasado. En este caso, sería muy útil recurrir a un préstamo de este tipo que nos permitirá disponer de esa cantidad de dinero en tan solo uno minutos.

Sin embargo, antes de solicitar un microcrédito rápido deberemos tener en cuenta sus condiciones. Los créditos express suelen tener comisiones e intereses bastante altos en comparación con otro tipo de préstamos.

Por otra parte, en caso de no amortizar el préstamo en el tiempo establecido, los intereses derivados pueden llegar a ser alarmantemente altos, con lo que si sabemos de antemano que no seremos capaces de devolver el dinero, deberíamos abstenernos de solicitar un préstamo de este tipo.