Los créditos online, ¿solución a un imprevisto económico?

En la actualidad hay un amplio mercado de préstamos personales, el cual sigue creciendo dada la demanda actual y posiblemente no deje de crecer. Vamos a repasar situaciones en las que solicitarlos, tipos de préstamos personales y algunos consejos para no caer en una espiral de deudas y las posibles consecuencias que pueden traer.

¿Cuándo solicitar créditos online?

Muchos de nosotros podemos pensar que si nos hace falta dinero, sea cual sea la razón, lo fácil es pedir un crédito personal y de esa manera ya estaría solucionado el problema. Ese pensamiento es erróneo ya que en el momento nos soluciona la necesidad, pero después hay que devolverlo con intereses y esa solución se convierte en un problema mayor.

Hay que tener claro antes de pedir un préstamo personal o de cualquier otro tipo que lo vamos a poder devolver, no puede ser una opción el no poder pagarlo porque por si no fueran suficientes los intereses que ya vamos a pagar, como para sumar a estos los intereses por mora.

Tipos de créditos online

  • La “vuelta al cole” es una de las razones por la que nos puede surgir la necesidad de pedir un préstamo personal. Puede que sea para los pequeños de la casa o para los estudios universitarios, máster, etc… nos ayudará en ese momento y además no hay mejor manera de invertir que en educación
  • Una avería en nuestro medio de transporte puede según en qué caso ser un gran problema. Ya sea por la necesidad de utilizar nuestro coche por motivos personales, tal vez porque lo necesitemos para realizar nuestro trabajo o para desplazarnos al mismo. Hay créditos personales que tienen la posibilidad de pagarse en diferentes modalidades, desde 1 semana hasta meses dependiendo de la avería que se trate y de la facilidad o tranquilidad con la que lo deseemos pagar
  • Irremediablemente llega un momento del año que tenemos que pagar el seguro del coche. Si nuestra economía suele ser amplia y no tenemos problemas para llegar a fin de mes, no habría problema. El problema nace cuando no es así, los créditos online son una buen inyección para nuestra economía y justo para eso están diseñados, es preferible pagar ciertas comisiones a pagar una multa por conducir sin seguro
  • ¿Te apetecen unas vacaciones? Pues hay préstamos personales que se adaptan a este tipo de petición también, no es por la razón que nosotros recomendaríamos pedir un préstamo. Pero si tienes claro que lo vas a poder pagar, ¡adelante! En caso contrario, no te compliques y haz un pequeño esfuerzo por ahorrar para ese viaje por el que tanto has soñado
  • Llega ese día marcado en el calendario que llevas mucho tiempo esperando. Es el cumpleaños de un ser querido y te gustaría tener un detalle, pues los créditos rápidos también pueden ayudarte para este momento tan especial. Usa el sentido común y piensa si es necesario gastar un dinero que no tienes, tal vez un detalle no tan valioso sea más acertado
  • ¡VAYA! Llegó la factura de suministros y no contábamos con ella este mes, no pasa nada. En tan sólo 15 minutos puedes conseguir un crédito online para que el problema no sea mayor. Sabemos que un retraso en ese tipo de facturas puede desembocar en el corte de suministro y en el tiempo en el que vivimos es bastante necesario cualquiera de ellos. En algunos casos es posible hablar con la misma compañía para fraccionar el pago. De esa manera no tendremos que crearnos deudas con terceros por ese motivo.

Estas son algunas de las situaciones con la que nos podemos topar, pero no son las únicas. Lo más recomendable en cualquier caso es usar el sentido común, ya que un préstamo personal es algo serio.

Hay algo muy común en muchas de las empresas prestamistas y es que el primer préstamo es sin comisiones ni intereses para nuevos clientes. Si tu uso es puntual, intenta no quemar todas las balas en poco tiempo, organízate y si, por ejemplo, hay 10 empresas aprende a administrar porque esa buena organización te hará ahorrarte mucho dinero. Por ejemplo, si lo normal es pagar por 100 euros a 30 días una comisión de 31 euros, pues imagina esos 31 euros multiplicado por 10 compañías, todo esto teniendo en cuenta que sólo necesites 100 euros. Es bien sabido que el porcentaje sube a razón de la base, cuanto más se pide, más te cobran/ahorramos.

Todo lo que estamos hablando aquí son estimaciones, pero estimaciones que no se alejan mucho de la realidad. ¿A qué esperas para ahorrarte unos euros? No pierdas el tiempo y utiliza con inteligencia estos datos y consejos para mejorar tu futuro y tu economía, es tu decisión y además está al alcance de todos.