¿Hay letra pequeña tras los créditos al momento online?

Los créditos al momento online son un tipo de préstamos que nos sirven para conseguir capital al momento que ronda importes en torno a los 1.000 o 1.200 euros. No tenemos que presentar demasiados documentos para contratarlos y el proceso de solicitud es muy sencillo y rápido. ¡Sin letra pequeña y sin salir de casa: todo vía online! Esto los convierte en un producto muy útil y accesible para resolver contratiempos económicos que requieren de una respuesta inmediata.

Rasgos principales de los créditos al momento online

Este tipo de préstamos tienen unos rasgos muy característicos y que los diferencia del resto de créditos. Para contratar estos mini préstamos, tenemos que conocer cuáles son sus pilares. Las características más comunes de estos préstamos son las siguientes:

  1. Pequeñas cantidades de dinero: créditos al momento online nos dan acceso a pequeñas cantidades de capital. Generalmente, el importe máximo que podremos conseguir ronda los 750 euros, pero si somos nuevos clientes, los importes suelen ser de 300 euros como máximo. En el caso de los ya clientes suelen tener acceso a importes más altos, hasta los 1.200 euros.
  2. El plazo máximo de concesión del capital es de 15 minutos: cuando surgen imprevistos económicos necesitamos una solución rápida y con estos préstamos podemos cubrir estos gastos en cuestión de minutos, aunque debemos valorar que algunos factores pueden retrasar el ingreso del capital.
  3. Se amortizan en un plazo corto: para reembolsar los créditos al momento online al instante tenemos que reunir el dinero para devolverlo en un pago único y dentro de un plazo de 30 días máximo. Aunque algunos prestamistas pueden permitirnos ampliar este tiempo con un determinado coste.
  4. Solicitud totalmente online: todo el proceso se realiza íntegramente a través de Internet. La gestión online permite que el trámite se pueda hacer de forma sencilla y rápida, ya que no requiere de molestos trámites presenciales ni demasiados papeleos.
  5. Para contratiempos económicos: los microcréditos rápidos están diseñados para una finalidad concreta como es cubrir gastos que surgen a última hora. Los más comunes suelen ser pagar una multa, arreglar un elemento del hogar que se nos ha estropeado o conseguir un dinero extra en unas fechas de mucho gasto. No es recomendable recurrir a estos productos de dinero rápido de manera recurrente, ya que podríamos entrar en una espiral de deudas, debido al coste y al plazo que tienen.
  6. Ofertas, promociones y grandes ventajas:actualmente es muy habitual que muchas empresas de capital privado lancen ofertas para nuevos clientes de microcréditos gratuitos. De este modo, si pedimos un préstamo de 100 euros, solo tendremos que reembolsar esa cantidad concreta, puesto que no se generarán intereses.

Como vemos, estos puntos son claros y nos permiten entender cómo es este producto y para qué está destinado, pero es aconsejable que nos informemos más en profundidad acerca de los minicréditos rápidos para que nos aseguremos de que es la mejor solución de cara a nuestra falta de liquidez.

Ventajas de los créditos al momento online

Las virtudes de estos créditos los han convertido en un recurso financiero muy apropiado para solventar contratiempos económicos, por eso, vamos a presentar a continuación las principales ventajas de las que podremos disfrutar si decidimos contratarlos:

  1. Velocidad: los micropréstamos rápidos, como su nombre bien indica, son los créditos del sector que más celeridad ofrece en su servicio. Esta rapidez se produce, primero, en la respuesta a nuestra solicitud, que suele ser inmediata. Además, una vez han dado luz verde a nuestra petición, procederán a transferirnos el dinero y lo recibiremos en un máximo de 15 minutos.
    *Esta velocidad es posible gracias a sistemas tecnológicos integrados en sus procesos y en los que se basa su modelo de negocio. Los sistemas de los que estamos hablando son Instantor o Kontomatik, entre otros, que permiten verificar la información automáticamente.
  2. Flexibilidad: generalmente, las exigencias de los prestamistas no son muy estrictas. Sin embargo, eso no quiere decir que no tengamos que cumplir los requisitos que solicitan. Las compañías que comercializan minicréditos rápidos admiten perfiles que no suelen ser aceptados por otro tipo de prestamistas.
  3. Admiten prórrogas: si vemos que no vamos a conseguir el dinero para hacer el reembolso en la fecha acordada, podemos prorrogar el plazo. Si nos conceden una prórroga, tenemos que pensar que durante los días que nos dejen aplazar el pago se generarán más intereses, por lo que es importante que valoremos si es una buena opción o si es mejor renegociar el calendario de pagos con la entidad.
  4. Comodidad: tramitar una solicitud de un micro préstamo rápido es muy sencillo y no nos lleva mucho tiempo, por eso, la mayoría son llevadas a cabo entre semana y en horario laboral. Simplemente tenemos que acudir a la web del prestamista para rellenar su formulario online con el importe y el plazo que queremos.
  5. Accesibilidad: los micropréstamos al instante son productos con requisitos más flexibles, como ya hemos comentado. Esto significa que dan la opción de acceder a sus créditos a personas con perfiles más arriesgados como clientes con deudas pendientes que aparecen en registros de morosidad.

Estas son las principales ventajas de los microcréditos al instante, como vemos las más destacadas son la rapidez y la sencillez de su servicio. Estos puntos fuertes han hecho de los mini créditos una solución posible frente a imprevistos económicos, ya que siempre que los empleemos con cabeza, son productos de utilidad.