Créditos gratis para apoyar nuestra economía, ¿qué debo tener en cuenta?

En toda economía siempre hay un momento de déficit o simplemente puede que necesitemos un extra de dinero al que nuestro bolsillo no está acostumbrado a soportar, por eso hablaremos sobre las posibles situaciones y algunos consejos.

En el mundo del micro préstamo podemos encontrar diversas opciones y tipos de préstamos destinados a diferentes causas. También hay por lo general una característica que coincide entre ellos, y esta es la de tener la posibilidad de solicitar el primer préstamo sin ningún tipo de interés.

  • Llega el verano y con él, la pesadilla de aguantar el calor y pasar noches interminables sin pegar ojo por esa razón. Posiblemente hayamos pensado en hacer una instalación de aire acondicionado para poder hacer más llevadera esta época, y no podamos porque la economía no se puede estirar más. En este momento es cuando nos pueden
    venir bien los créditos gratis.
  • La época navideña suele estar señalada en nuestro calendario por ser una época muy esperada por la mayoría de nosotros, todo esto además de ser muy bonito y entrañable trae de la mano muchísimos gastos, que algunos bolsillos soportan y otros no. Pues si no eres un cliente muy común en el mundo de los préstamos, ¡te puede salir gratis!
    Y es que como ya habíamos comentado, en la mayoría de compañías existe la posibilidad de solicitar un primer préstamo gratuito, vive la Navidad sin tensiones y disfruta de ella en todo su esplendor.
  • Los problemas odontológicos sí que son problemas y sobre todo, problemas económicos. En este caso sí es más que recomendable hacer uso de los créditos gratis en caso de necesitarlos, ¡qué mejor forma de invertir el dinero que en nuestra salud! Y sobre todo si va a ser sin efecto rebote.
  • Una avería en el coche siempre molesta y sobre todo si le damos un uso diario. Pero la cosa se tuerce mucho más si nuestro coche es nuestra herramienta de trabajo, justo en ese momento pasa de ser un esfuerzo a ser una obligación.
    De la misma manera, sabemos que no hay elección, entonces nos tenemos que poner manos a la obra y solicitar créditos gratis, hablamos en plural por el mercado tan extenso al que podemos acceder para solucionar nuestras adversidades.
  • Recientemente hemos abierto un negocio y necesitamos de una pequeña inyección económica para comprarnos algo de maquinaria, género o pagar un mes de alquiler. Pues tenemos a unos pocos clics la posibilidad de solucionar este inconveniente puntual, la palabra puntual juega aquí un papel importante ya que nuestra economía no puede depender constantemente de ese tipo de ayuda.

Aquí hemos visto algunas situaciones, aunque habrá miles de situaciones donde se necesite una ayuda económica, también debemos tener unos conocimientos básicos para que los intereses que nos vamos a ahorrar con esos créditos gratis no crezcan y salgamos perdiendo.

¿Qué debo tener en cuenta para elegir mi crédito gratis?

En primer lugar hay que conocer el mercado y las características de los préstamos que nos interesan, si ese crédito es gratuito o no, no todas las compañías ofrecen créditos gratis. Una vez que tenemos claro este aspecto, ya que hay tantas empresas mejor elegir empresas que ya tengan nombre en el sector tales como: Vivus, Cashper, Dineo, etc.

Los datos personales del cliente son muy importantes para las empresas de préstamos, pero debemos también considerar que hay unos límites. Las hay que te piden el número de teléfono de un familiar, el del trabajo y datos demasiado personales que pueden parecernos demasiado, en ese caso es recomendable negarte y buscar en otras de las muchas compañías.

Como último consejo y no por eso menos importante, siempre debemos tener claro que lo que vamos a pedir lo vamos a poder pagar, no debería ser una opción un “tal vez”. La razón es muy sencilla, si de lo que estamos tratando es de ahorrarnos los intereses, deberíamos tener en cuenta que los intereses por mora son incluso más altos que si pagásemos unos intereses iniciales por el préstamo.

Por otra parte, si no podemos pagar dependiendo de la empresa, tendremos la opción de aplazar el pago, lo cual sí nos generará una comisión dependiendo del tiempo que necesitemos para pagarlo, no es lo mismo aplazar el pago una semana que un mes.

En caso de no poder pagar ni aplazar el préstamo es recomendable llamar a la compañía y llegar a un acuerdo de pago, a las compañías lo que les interesa es que paguemos, osea que seguramente sean bastante flexibles con el tiempo y la forma de pago. Aunque una vez lleguemos a ese acuerdo debemos cumplirlo, de lo contrario lo más posible es que seamos incluidos en listas de morosidad tales como ASNEF y EQUIFAX.