Crédito rápido vs sacar préstamo personal: ¿cuál es el indicado para ti?

Ya sea por imprevistos o por proyectos que queremos llevar a cabo, es probable que en algún punto de nuestra vida nos planteemos sacar un préstamo personal ante cualquier entidad. A pesar de ser la solución más factible frente a un problema económico, muchas personas se sienten inseguras de quitar dinero prestado, y de hacerlo, puede que no sepan cuál tipo de préstamo les conviene más.

Cuando se trata de buscar créditos personales, te encontrarás al menos con dos escenarios posibles: dirigirte a un banco y solicitar un préstamo personal, o decantarte por un modo de financiación online como lo son los micro-créditos o minipréstamos.

En el siguiente artículo te contaremos de qué se tratan estas dos modalidades, en qué se diferencian, y por supuesto, cuál es tu mejor opción si necesitas salir de un apuro financiero. ¡Sigue leyendo!

Sacar préstamo personal: ¿cuándo conviene hacerlo?

Los préstamos personales son los productos financieros en los que la gente suele pensar con mayor frecuencia cuando tienen una necesidad económica que no pueden solventar por sí mismos. La idea consiste en realizar un contrato con una entidad financiera que sirve como prestamista, la cual concede una cantidad de dinero a otra (sea persona o empresa) llamada prestatario, quien se compromete a devolver dicha cantidad más los intereses pactados y los gastos extra de esta operación.

Por lo general, los préstamos tienen un periodo de devolución conocido como plazo de amortización conformado por cuotas mensuales, trimestrales, semestrales o anuales, dependiendo de lo estipulado por la entidad prestamista y de la cantidad de dinero solicitada, que casi siempre se trata de una cifra bastante alta.

En este sentido, este tipo de préstamos exigen una serie de requerimientos varios para su solicitud y no muchas personas califican para ellos. Aunque cada entidad financiera establece sus propios requisitos, la documentación que siempre es necesaria consiste en:

  • Copia del DNI/NIE
  • Prueba de ingresos compuesto por: nóminas para trabajadores, movimientos bancarios, declaración de impuestos como IVA, pago de autónomos de la Seguridad Social, pensión…
  • Copia del contrato de trabajo
  • Cuenta bancaria propia
  • Relación de su patrimonio para establecer la garantía del préstamo (obligatorio)
  • Copia del documento de propiedad de vivienda o contrato de alquiler
  • Recibo de servicios pagos

Tomando en cuenta lo anterior, es momento de responder a nuestra duda principal: ¿cuándo solicitar un préstamo personal en una entidad bancaria?

Las siguientes, son situaciones que podrían presentarse en tu vida cotidiana donde solicitar un préstamo personal suele ser la decisión más inteligente:

  • Financiación extra para tu negocio o empresa propia
  • Gastos de salud como cirugías o tratamientos médicos necesarios
  • Cubrir el coste de una boda, graduación o un evento importante
  • Compra de una casa propia o de un automóvil
  • Costear los gastos completos de una carrera universitaria o un curso académico

Crédito rápido de 500 euros: ¿cuándo es buena idea solicitar un micro-crédito?

Los microcréditos surgen de la necesidad de cubrir un gasto de forma inmediata; el cual se caracteriza por ser de un monto relativamente pequeño en comparación a un crédito personal y donde el solicitante prefiere no entregar demasiada documentación que quizás no posee.

La principal y más valiosa diferencia de un micro-crédito frente a un préstamo personal es que no es un requisito obligatorio presentar una garantía (como las escrituras de tu casa, por ejemplo) ya que se trata de un monto pequeño, dispuesto a pagarse de una sola vez. Esta última es otra de sus diferencias: los minicréditos online se cancelan en un tiempo específico sumando solo las tasas de interés, sin largas cuotas de cancelación.

Además, no es necesario dirigirte a ninguna entidad financiera personalmente. Solo llenando un formulario online será posible solicitar un crédito rápido de 500 euros con el que podrás salir de cualquier apuro. Al igual que con los préstamos personales, para los microcréditos, es la entidad prestamista quien estipula sus requerimientos.

Sin embargo, los documentos que casi siempre solicitan consisten en una copia del DNI/NIE, informe de ingresos o documento que compruebe que tienes la posibilidad económica de cancelar el crédito y un número de una cuenta bancaria propia a donde la entidad prestamista te enviará el dinero.

Ahora bien: ¿cuándo es buena idea escoger los minicréditos instantáneos?

Este tipo de producto financieros están pensados si necesitas:

  • Realizar un viaje
  • Pagar tu matricula estudiantil
  • Reparar una avería en casa
  • Reparar tu automóvil
  • Comprar un equipo como una cámara o una computadora que necesitas
  • Cubrir los gastos de una emergencia médica
  • Pagar el coste de un curso, taller o evento donde quieras participar

Así pues, de todo lo dicho anteriormente queremos destacar que ya sea que prefieras los minicréditos instantáneos o los préstamos personales, recuerda que lo más importante es cancelar dentro de los plazos de pago correspondientes para evitar tasas de interés más altas, multas o futuros problemas legales.