Cómo solicitar un préstamo simple: guía rápida para principiantes

Los préstamos simples han llegado a convertirse en una solución muy factible para aquellas personas que necesitan un préstamo pequeño y rápido, pero que no cuentan con todos los requisitos que se exigen para buscar créditos bancarios.

Esta clase de préstamo se asigna a personas, empresas y comercios que necesitan cubrir algunos consumos imprevistos, inversiones o gastos personales como un auto, una casa o algunos gastos médicos.

A diferencia de los préstamos bancarios, los préstamos simples o minicréditos instantáneos pueden ser solicitados por montos pequeños lo que facilita su pago y nos asegura que sus intereses sean bajos, además de que son tramitados en un corto periodo de tiempo.

¿Qué debes hacer si deseas conseguir un préstamo simple?

Si deseas obtener un préstamo simple, siempre debes tener en cuenta una serie de puntos que harán que sea mucho más fácil conseguirlo sin mayor problema.

Entre estos puntos se incluyen:

  • Evalúa la cantidad de dinero que necesitas: pedir más dinero del que realmente necesitas implica que además de pagar más intereses, el monto final a cancelar será más alto y te tomará mucho más tiempo pagarlo. Por otro lado, cuando ajustas el monto de tu solicitud, tendrás muchas más oportunidades con distintas entidades de préstamo o páginas web que ofrecen diferentes tasas de interés.
  • Estudia las diferentes entidades de préstamo disponibles para ti: en la actualidad no solo los bancos son entidades de préstamo, existen compañías y empresas que se encargan a través de páginas web de tramitar un préstamo simple a personas y comercios, con diversas facilidades en los requisitos, intereses y pautas de pago. Con la existencia de estas páginas y compañías, la solicitud de préstamos se ha hecho mucho más fácil, permitiendo que las personas y comercios pequeños puedan alcanzar más fácil sus metas financieras.
  • Conoce y recauda los requisitos que se piden: los requisitos que se exigen para otorgar minicréditos instantáneos pueden variar de una entidad de préstamo o página web a otra. Por ello siempre es importante conocer dichos requisitos e intentar cumplirlos a cabalidad para asegurarnos que nuestro préstamo simple o minicrédito será aprobado sin ningún inconveniente.
    En la mayoría de los casos entre los requisitos más importantes se incluyen: ser mayor de edad, documento de identificación de identidad, justificación de ingresos y tener una cuenta de banco propia.
  • Analiza las facilidades que te otorgan: cuando escoges una entidad de préstamo, debes evaluar qué facilidades te otorgan para la solicitud y posterior aprobación del préstamo simple. En muchos casos, las personas no poseen un respaldo de nómina empresarial o no cuentan con una propiedad para respaldar el préstamo, pero esto no quiere decir que no vayan a cancelarlo. Por ello existen muchas páginas o compañías de préstamos que resultan más flexibles con sus requisitos y, por tanto, resulta mucho más factible tramitarlos en ellas.
  • Determina qué garantías te ofrecen: si quieres obtener minicréditos instantáneos las garantías son tu principal respaldo legal. La entidad que realiza el préstamo debe especificar qué garantías legales ofrecen, entre las que se deben incluir, por supuesto, el mantenimiento en el tiempo del porcentaje de los intereses de pago que se ha establecido para la cancelación del préstamo.
  • Conoce qué porcentaje de intereses serán aplicados: este es uno de los puntos clave a la hora de solicitar un préstamo simple, siempre antes de comenzar con la solicitud se debe conocer qué tasa de interés será aplicada respecto al monto que quieres obtener. De esta manera podrás determinar que esta es la entidad de préstamo que más te conviene.
  • Investiga en qué tiempo será tramitada tu solicitud: en la mayoría de los casos los préstamos simples o minicréditos son tramitados de forma rápida, pero siempre es importante saber el tiempo estipulado para la aprobación de dicha solicitud.
  • Completa la solicitud y presenta la documentación necesaria: si has encontrado la entidad o página web en la que estés seguro que tu préstamo simple será aprobado, será momento de llenar tu planilla de solicitud y presentar tus recaudos. Cuando eliges una página web de préstamos, la solicitud debe ser llenada vía online y los documentos deberán ser escaneados y posteriormente adjuntados a la planilla web.

Si has conseguido que tu solicitud sea aprobada, recuerda siempre respetar los plazos de pago, ten en cuenta que los intereses de mora en muchos casos son diarios y si te retrasas en los pagos tu deuda puede llegar a crecer demasiado, siendo mucho más difícil su cancelación. Sin embargo, si cumples con tus pagos a tiempo y sabes invertir el préstamo que has solicitado, esta será una excelente manera de conseguir el dinero que necesitas de forma fácil y segura para lograr más fácil tus metas, costear tus imprevistos o hacer crecer rápido tu negocio.