¿Necesitas dinero urgente? Te explicamos cómo conseguirlo

Cuando necesitamos dinero urgente, queremos soluciones y las queremos ya. Por eso, hemos preparado un completo artículo en el que te explicamos todos los pasos que debes seguir para conseguir dinero urgente a través de un crédito online.

Por qué un crédito online es una solución adaptada a mi necesidad de dinero urgente

En momentos de estrechez en nuestra economía doméstica o cuando llega un gasto imprevisto, tenemos muy pocas opciones.

Tradicionalmente, estaba la ayuda de un familiar o bien el préstamo de banco. Sin embargo, todos sabemos que tanto familiares como bancos son cada vez más reticentes a prestar dinero. Los otros miembros de nuestra familia ya tienen bastante con sus propias facturas y los bancos, tras la crisis, prefieren dejar esta importante labor a otros.

Hoy día, por suerte, ha aparecido otra figura, que hace las cosas mucho más fáciles a aquellos que requieren dinero urgente. Se trata de las empresas de créditos personales online.

Las empresas de créditos online prestan dinero de manera casi instantánea a todos aquellos que lo necesitan para paliar una tensión puntual de liquidez. Dejan cantidades limitadas de dinero durante un periodo de tiempo definido en el momento del contrato.

Cómo conseguir dinero urgente gastando lo menos posible

Hasta hace poco, las personas que necesitaban un crédito urgente, se veían obligadas a visitar las diferentes páginas web de las empresas de créditos para conocer sus ofertas. Dada su apurada situación, no tenían ni el tiempo ni el estado de ánimo para hacer esta labor eficientemente y muchas veces terminaban contratando un servicio poco adaptado a sus necesidades y que podría haberles salido mucho más barato.

Este problema acaba de desaparecer gracias a Dinerando, una plataforma independiente que compara de manera casi instantánea las mejores ofertas de créditos del mercado y pone a tu alcance el dinero urgente que necesitas al mejor precio.

Incluimos muchas ofertas de créditos de las empresas con más renombre del mercado para poder así satisfacer las necesidades de todos los consumidores. Los créditos incluyen productos sin papeleos, sin comisiones y hasta con ASNEF o RAI. ¡Y esto no es todo!

Algunos de los créditos en nuestro portal permiten obtener el dinero en menos de 10 minutos porque el proceso se realiza en la mayoría de los casos en línea y la respuesta es prácticamente instantánea.

Las fichas de las ofertas creadas por Dinerando ofrecen toda la información relevante de los créditos sin letra pequeña. De este modo, no sólo podrás comparar los precios, sino también todas las características de los productos. En poquísimo tiempo, habrás decidido lo que verdaderamente te conviene y podrás proceder a la solicitud del crédito para así recibir tu dinero urgente.

Cómo funciona un crédito online

Gracias al comparador de Dinerando, y tras haber indicado la cantidad de dinero urgente que necesitas y el plazo en el que quieres devolverlo, ya tienes claro qué oferta te conviene. Es el momento de proceder a la solicitud de crédito online.

Es normal que la primera vez que solicites un crédito online sientas cierta inquietud. Aunque el proceso es realmente simple, es mejor que estés preparado y conozcas los pasos al detalle. De este modo, todos tus temores se disiparán.

  1. Rellena el formulario de solicitud del crédito

    Para solicitar un crédito online, lo primero que tendrás que hacer es rellenar un corto formulario online. Ante él, verás que se trata de un cuestionario simple en el que ninguna pregunta tiene trampa y que sólo busca conocer un poco más quién eres y cuál es tu situación personal.

    En este cuestionario, validarás primero la información que tiene que ver directamente con el crédito, es decir, la cantidad de dinero urgente que precisas y el plazo de devolución.

    Tras esto, habrás de proporcionar alguna información personal, como tu nombre y apellidos,  nacionalidad, NIF o NIE, teléfono, dirección postal y correo electrónico.  No te olvides de anotar además tu número de cuenta bancaria, que servirá para recibir tu dinero urgente.

    El cuestionario también consta de una sección en la que es necesario que proporciones algunos datos relativos a tu situación laboral. Si estás trabajando, tendrás que indicar qué puesto ejerces, tu tipo de contrato, tu sueldo y la antigüedad en tu empresa actual. Son pocos los casos en los que se te pedirá adjuntar algún documento justificativo.

    Comprueba, por último, que todos los datos de tu solicitud son correctos. Este detalle es muy importante para evitar retrasos en la aprobación de tu crédito u otros problemas posteriores. Una vez hecha esta última verificación, es el momento de darle al botón “Enviar”.

  2. Espera a la aprobación del crédito

    Llega el momento de sentarse hasta recibir noticias de la empresa de créditos. ¡No te preocupes! La espera será muy corta. La experiencia de estas compañías les permite hacer un buen trabajo en un tiempo record de modo que no tengas que esperar por tu dinero urgente.

    Durante el proceso de estudio de tu solicitud, la empresa de créditos procederá a un estudio detallado de tu situación personal y financiera. Revisarán tu historial de crédito y si se han producido impagos. Sin embargo, se concentrarán sobre todo en tu capacidad de pago actual, es decir, en determinar si vas a poder devolver la cantidad que has solicitado en el espacio de tiempo elegido.

    Es justamente porque se fijan principalmente en la capacidad real de pago de las personas que buscan sus servicios, que algunas empresas de créditos no dudan en aceptar como clientes a aquellos que no tienen nómina o que están listados en ficheros de morosos como ASNEF o RAI.

    La empresa de créditos podría contactarte porque necesita alguna información adicional o documento justificativo para proceder a una revisión aún más completa de tu solicitud. Sin embargo, el proceso es tan rápido y eficaz que lo más habitual es que te contacten para darte ya las buenas noticias. ¡Tu crédito ha sido aprobado!

  3. Haz uso del dinero ingresado en tu cuenta

    Tras la aprobación de tu crédito, la empresa de créditos procederá a realizar el ingreso del dinero urgente en cuenta inmediatamente. En un abrir y cerrar de ojos, los fondos que tanto te hacían falta habrán integrado el saldo de tu cuenta bancaria.

    El problema queda así solucionado de una manera simple y veloz. Olvídate de las preocupaciones y utiliza ahora tu dinero urgente como lo creas más conveniente.

    Los motivos para la contratación de un crédito online son de lo más variado así que mientras unos utilizan el dinero para hacer frente a una factura de la electricidad muy abultada, otros prefieren usar el dinero urgente para arreglar cuanto antes su coche averiado o para afrontar con tranquilidad los gastos ligados a la vuelta al cole de sus hijos.

  4. Devuelve tu crédito

    Naturalmente es importante que recuerdes que tu crédito ha de ser devuelto según las condiciones que tú mismo estipulaste al solicitarlo. Es así de fácil.

    Has conseguido el dinero urgente que te hacía falta en un momento en el se te han juntado muchos gastos y, tras la llegada de otros fondos, has devuelto tu dinero con tranquilidad. Si en otra ocasión te encuentras apurado, sabes que puedes volver a recurrir a una empresa de créditos en total confianza.

Qué ocurre si no se devuelve un crédito

Los créditos online deben solicitarse con responsabilidad y con una clara voluntad de devolverlos. Si la necesidad de dinero urgente está directamente relacionada con un gasto inhabitual o una dificultad puntual para llegar a fin de mes, seguro que no tendrás ningún problema para restituir tu crédito. Al respetar el plazo de devolución del crédito, no tienes que preocuparte por absolutamente nada.

Lógicamente, si el plazo estipulado pasa y la devolución no se ha realizado ni va a realizarse rápidamente, existen penalizaciones de las que tienes que estar al corriente. La empresa de créditos tiene, al fin y al cabo, que cubrir los gastos asociados al pago atrasado.

Entre las sanciones impuestas a aquellos que no devuelven un crédito personal online están los intereses de demora o la reclamación judicial.

Los intereses de demora corresponden a un porcentaje adicional que se cobra cuando el crédito no es atendido en el plazo acordado. Los intereses de demora pueden hacer aumentar la deuda rápidamente.

Sin embargo, tampoco debemos pensar que las empresas de créditos pueden fijar esos intereses de demora a su voluntad. Están limitados por ley. Por ejemplo, en el caso de un crédito personal, la legislación estipula que el interés de demora no puede superar en más de dos puntos el interés convenido inicialmente.

Cuando la situación se dilata en el tiempo, las empresas podrían hacer uso de agencias de recobro para reclamar el dinero no devuelto. En casos límite, podrían incluso verse forzadas a realizar la reclamación vía judicial.

A veces se oye que las personas que acuden a empresas de créditos online terminan con mayores deudas y problemas financieros. La realidad es muy diversa. Sólo las personas que contratan los créditos de una manera irresponsable tendrán que preocuparse de las sanciones. Los otros únicamente tienen que concentrarse en sus importantes ventajas.