Encuentra el mejor crédito online del mercado con Dinerando

Si necesitas un crédito online, desearás dar sin duda con el que más te conviene tanto a nivel de precio como a nivel de prestaciones. Nosotros te queremos ayudar a elegir el mejor.

Primeramente, pondremos a tu disposición un glosario con toda la jerga propia de los créditos online. Tras esto, te explicaremos con detalle el funcionamiento de nuestro novedoso comparador, que te permitirá encontrar el mejor crédito online del mercado al mejor precio.

Entiende todos los términos de tu crédito online

Antes de elegir un crédito online, es interesante hacer un repaso a todos los términos que se utilizan en el mundo de los créditos online. Así no se te escapará nunca nada.

  1. Crédito online

    El crédito online se refiere a un pequeño préstamo de dinero que se hace durante un plazo generalmente corto de tiempo para paliar un problema puntual de liquidez provocado por un gasto importante o un imprevisto. Como su nombre indica, el crédito online se solicita y se aprueba vía internet.

    El crédito online cuenta con interesantes ventajas respecto al préstamo tradicional gestionado en una entidad bancaria.

    Para empezar, al realizarse en línea, su solicitud se puede hacer desde cualquier lugar y en cualquier momento. Además, la aprobación es muy rápida por lo que el dinero llega a cuenta en muchos casos en escasos minutos.

    Y eso no es todo. Las empresas de créditos online aceptan clientes de todo tipo, y no descartarán tu solicitud aunque estés en un fichero de morosos o carezcas de nómina o de aval.

  2. Línea de crédito

    Algunos créditos online te permiten conseguir dinero de forma continuada hasta un límite, es decir que en vez de ingresar todo el dinero solicitado en tu cuenta, tú vas retirando el dinero que necesitas según tus necesidades.

    El interés de este tipo de crédito online es que sólo pagas por el dinero que has ido usando. En el caso de las líneas de crédito, el plazo de devolución del dinero suele ser un lapso de tiempo bastante flexible. A título de ejemplo, una línea de crédito podría ser “2000 euros utilizables cuando quieras a devolver en un plazo comprendido entre 2 y 24 meses”.

  3. TAE

    Al revisar un préstamo o un crédito online, seguramente te encontrarás con la sigla TAE. Esta sigla corresponde a la Tasa Anual Equivalente, un nombre que tampoco nos da demasiadas pistas de lo que puede ser.

    La Tasa Anual Equivalente o TAE se refiere al coste anual del crédito online. La TAE, además del interés anual, incluye otras partidas como los gastos y comisiones asociados al crédito online.

    La TAE aparece en todas las fichas de información o publicidades relativas a los préstamos o créditos online. Esto se debe a que en España existe la obligación legal de mostrar este indicador. El interés del mismo es mayor ya que permite comparar el coste de los distintos productos financieros con gran facilidad.

    Si te fijas, verás que la TAE de los créditos online es generalmente elevada. No debe echarte para atrás. Es algo totalmente normal ya que la TAE es un indicador anual mientras que los créditos online tienen normalmente un plazo de devolución mucho más corto. Esta es la razón por la que la Tasa Anual Equivalente aparece distorsionada en el caso de cualquier crédito online.

  4. TIN

    Además de la Tasa Anual Equivalente, cuando estamos consultando un crédito online, es habitual encontrarse con otro indicador, el TIN o el Tipo de Interés Nominal.

    El Tipo de Interés Nominal se refiere a lo que cobra la entidad por prestarnos el dinero que necesitamos. Sin embargo, esta cifra puede ser algo engañosa ya que, a diferencia de la TAE, no incluye ni los gastos ni las comisiones soportadas por el cliente.

    Al comparar créditos online, la Tasa Anual Equivalente o TAE es un indicador más interesante que el Tipo Interés Nominal o TIN ya que sí tiene en cuenta las comisiones y otros gastos.

  5. Comisiones

    Las comisiones se refieren a los gastos que se cargan al cliente correspondientes a operaciones relacionadas con el crédito. En esta categoría podrían estar, por ejemplo, los gastos asociados a la tramitación de la solicitud de crédito y a su aprobación.

    Aunque existen empresas de créditos que todavía cargan algunas comisiones, muchas de ellas las han hecho desaparecer o las han reducido verdaderamente al mínimo.

  6. Historial de crédito

    El historial de crédito o historial crediticio es un informe que detalla los compromisos financieros que ha tenido una persona y si han sido liquidados. También indica si los pagos han sido atendidos a tiempo o si bien han existido retrasos. Este historial de crédito es utilizado para estudiar tu solicitud de crédito online y de ahí, su gran importancia.

    Si bien cuanto mejor historial de crédito tengas, más rápida será la aceptación de tu solicitud de crédito, no debes tirar la toalla si existe una pequeña mancha en él. Las empresas de créditos comprenden que las situaciones de las personas cambian con el tiempo y aunque naturalmente revisan el historial de crédito, a diferencia de un banco, le dan una importancia relativa.

  7. ASNEF

    Los acreedores dejan constancia de los malos pagadores en los ficheros de morosos. Los ficheros de morosos más conocidos en España son ASNEF, RAI y EXPERIAN.

    Para comprobar el historial crediticio del solicitante del crédito online, las empresas de créditos usan estos ficheros de morosos.

    Aunque lógicamente formar parte de un fichero de morosos no será un punto a tu favor, tampoco debes creer que la empresa de créditos va a rechazar tu solicitud de crédito online por este motivo. Las empresas de créditos estudian las razones reales por las que el cliente aparece en este fichero y su capacidad real de pago. De este modo, muchas empresas de créditos aceptan clientes con ASNEF o RAI.

  8. Avalista

    Un avalista es la persona que garantiza el pago de la deuda si la persona que ha firmado un crédito no realiza su pago en el plazo fijado.

    El avalista es una constante en los préstamos personales o hipotecarios firmados en una entidad bancaria. Sin embargo, en el caso de los créditos online, la figura del avalista desaparece en casi todos los casos.

    Las empresas de créditos quieren poner las cosas fáciles a sus clientes y no requieren casi nunca un avalista, lo que en muchos casos dificultaría o incluso impediría la solicitud y posterior aprobación del crédito online.

  9. Plazo de extensión

    Si te ves con ciertas dificultades para devolver tu crédito, algunas empresas de créditos dan la posibilidad de contratar un plazo de extensión para tu crédito online. Esto quiere decir que tendrás un plazo adicional para realizar el pago.

    Sin embargo, no olvides que no todas las empresas de créditos cuentan con esta opción y que, si la tienen, este plazo de extensión tiene un coste por lo que lo ideal es devolver tu crédito online dentro del plazo fijado originalmente.

  10. Intereses de demora

    El crédito online debe ser devuelto en un plazo determinado de tiempo. Si el crédito no es devuelto dentro del plazo previsto, existen ciertas penalizaciones de las que debemos estar informados.

    Una de las más habituales son los intereses de demora. Los intereses de demora corresponden a un porcentaje suplementario que se carga cuando el crédito online no se devuelve en el plazo estipulado.

    Si bien los intereses de demora tienen un tope fijado por ley, sí que pueden hacer aumentar la deuda rápidamente. Por eso, es muy importante que siempre que solicites un crédito online, lo hagas con total responsabilidad y con la intención de devolverlo en la fecha que has elegido.

    Si la situación se dilata en el tiempo, la empresa de créditos podría asimismo hacer recurso a agencias de recobro o, en casos extremos, tomar acciones legales.

    Sin embargo, si devolvemos el dinero en el plazo estipulado, no tenemos absolutamente nada de qué preocuparnos. Restituiremos el dinero y podremos hacer uso de la empresa de créditos en cualquier otro momento de necesidad.

Compara las mejores ofertas de crédito online del mercado con nuestro comparador

Tras saber exactamente qué es cada cosa, es el momento de proceder a la comparativa de créditos. Nuestro comparador, desarrollado por expertos independientes de créditos con gran experiencia,  te permite cotejar los mejores créditos online del mercado en escasos segundos.

Únicamente necesitarás introducir la cantidad de dinero que te hace falta y tu plazo de devolución preferido. Tras darle al botón Enviar, te aparecerán una lista con todos los créditos online que son susceptibles de interesarte.

Gracias a la comparativa proporcionado por Dinerando, además del precio, podrás repasar todas las prestaciones importantes de tu crédito online: la Tasa Anual Equivalente, si acepta clientes con ASNEF o RAI, si hay comisiones, si existen plazos de extensión, en cuánto tiempo recibirás el dinero solicitado, etc.

Con la ayuda de Dinerando, harás la mejor elección de crédito online en un abrir y cerrar de ojos, sin estrés y sin complicaciones.